Cómo crear un equipo de trabajo de alto rendimiento y además mejorar su calidad de vida

El tiempo es oro y nunca mejor dicho cuando se refiere a la optimización de recursos. La actualidad empresarial ha acelerado la necesidad de adaptar y ajustar la vida personal y profesional, encontrando la solución en la transformación digital.

¿Necesitas una consultoría o asesoramiento? Ponte en contacto con nosotros

trabajo en equipo

Sin embargo, son múltiples los retos a los que, tanto empresarios como empleados, se enfrentan para poder adaptarse cuanto antes al tsunami digital que se ha abalanzado sobre nosotros en los últimos años:

  • Acortar el tiempo que tardamos en hacer las tareas.

  • Estar siempre conectados con el equipo y los clientes.

  • Tener capacidad de adaptación a los cambios.

Igual que tú, en EADEA queremos trabajar eficientemente y dedicar más tiempo a aquello que realmente aporta valor como avanzar en los proyectos y comunicarnos con los clientes. Conocemos la teclas que hay que tocar en cada caso y por eso queremos ayudarte. 

Trabajar más no es trabajar más tiempo, ¡no te confundas!, es estar haciendo lo que debes hacer en el momento preciso. No perder nunca el foco. Nosotros te explicamos cómo poder dedicar menos tiempo a aquello poco importante y centrar tus esfuerzos en lo que ayuda a conseguir tus objetivos. Juntos mejoraremos el rendimiento de tu trabajo.

Hacer más y mejor en menos tiempo

No es mejor quien más tiempo dedica al trabajo, sino el que consigue mayor retorno en menos tiempo. Y no sólo los robots pueden conseguirlo, tú también puedes ayudándote de las herramientas adecuadas en cada caso.

Una de las claves para avanzar más rápido es el trabajo en equipo. Un trabajo en equipo donde cada uno aporte lo que mejor sabe hacer y haya un ambiente de conexión permanente, casi telepatía.
Hay que buscar fórmulas de trabajo en el que todo el equipo esté trabajando con un mismo objetivo. Y a la hora de enfrentarse a nuevas tareas y problemas, el no desviarse del objetivo determina cómo se resuelven. Buscamos consenso y soluciones en grupo sin tratar de imponernos al resto.

Antes de la era digital, todo esto se podía conseguir encerrando al equipo en una sala de trabajo, donde incluso tomaban café y el almuerzo. En definitiva: una sala, una mesa grande, una pizarra y mucho café.
El reto actual es conseguir lo mismo con personas que a lo mejor ni siquiera están en la misma ciudad. Y hacerlo no sólo con el equipo sino también con los clientes y proveedores. 

Afortunadamente la tecnología hoy en día nos permite estar conectados como si realmente estuviéramos en la misma sala de trabajo. Los resultados que se consiguen son muy superiores al trabajo tradicional.

Disponemos de 24 horas diarias para hacer con ellas lo que queramos. Actualmente, queremos hacer muchas cosas a la vez, ya sea trabajar mientras revisamos nuestras redes sociales, cocinar mientras atendemos una llamada de trabajo o revisar el email mientras estamos en la peluquería. Queremos hacer más cosas en el mismo periodo de tiempo y lo mismo sucede en en el entorno laboral con la multitarea.

Surge la necesidad, por tanto, de emplear técnicas y herramientas para optimizar nuestro tiempo. Sólo aquellos lugares de trabajo que garantizan entornos óptimos de trabajo, que fomentan el trabajo en equipo, motivan y sacan lo mejor de cada individuo van a atraer y retener al talento joven. Se trata de personas que acaban de terminar sus estudios y que esperan encontrar en su nuevo puesto de trabajo herramientas similares a las que ha estado utilizando cuando colaboraban con sus compañeros en los proyectos de clase.

Moderniza el entorno de trabajo para atraer el talento más joven

Las necesidades familiares a las que muchos trabajadores se enfrentan, requiere de una mayor flexibilidad en el entorno laboral.

Este nuevo paradigma requiere de un sistema de trabajo adaptado. Acabará pasando que en unos años no tengamos contacto con algunos compañeros de trabajo y que las instrucciones, comandos y registros de actividad tengan que ser monitorizados de forma 100% digital.

Compartir documentos a distancia de forma segura es un reto a los que muchos trabajadores se enfrentan. Ya hay solución a esto también.

Dejarse el ordenador en la oficina y tener que teletrabajar el resto de la semana por un tema personal. ¿Cuál es el problema? Ninguno. La era de la transformación digital aporta soluciones a cada uno de los problemas cotidianos a los que nos enfrentamos.

Las empresas más rentables actualizan su estrategia digital con más frecuencia que el resto

La tecnología va a dejar de ser una opción para ser una necesidad. Para muchas empresas, la resistencia en avanzar sus procesos y sistemas hacia soluciones digitales ha sido un obstáculo al crecimiento.

Las empresas que mejor se adaptaron en un inicio ahora están evaluando y actualizando su estrategia digital con frecuencia. El gasto en tecnología ahora lo ven más como una inversión que como un gasto, porque lo que antes era algo necesario para trabajar y se buscaba el ahorro ahora es un ingrediente clave para la mejora de la productividad.

Este incremento en la productividad repercute directamente en la cuenta de resultados del negocio de ahí que la transformación digital del trabajo haya pasado de ser un commodity a algo prioritario.

Hazlo realidad en tu equipo de trabajo

La transformación digital es un proceso de mejora continua. Ninguna empresa abandona de golpe todos sus procesos internos habituales por otros nuevos. El cambio ocurre poco a poco de modo que los empleados pueden ver los beneficios rápidamente sin que su ritmo de trabajo del día a día se vea perjudicado mientras aprenden a usar la nueva tecnología.

A modo de aproximación estos serían los pasos que sigue una empresa en la adopción de una nueva tecnología.

A partir de aquí lo que se suele hacer es es planificar evaluaciones periódicas para ver cuándo se debe producir el siguiente ciclo de mejora o cuando se implementa alguna funcionalidad que quedó aparcada anteriormente. En las evaluaciones participan usuarios de todos los departamentos y se busca entre todos nuevas formas de mejorar. Si se detecta que hay problemas comunes a muchos departamentos y que el impacto de resolverlos es alto, se prioriza en esa línea de trabajo y aparece el siguiente proyecto de transformación digital.

En estos proyectos de transformación digital el papel del departamento IT es también el de facilitador frente a los usuarios ya que es muy importante que la velocidad de transición la marquen los propios usuarios y el feedback que se va recibiendo del cumplimiento de los objetivos marcados.

Ocurre también que en ocasiones el proyecto lo lidera el director de la empresa por las implicaciones que tiene en la operativa diaria de los empleados y para demostrar el propio compromiso de la empresa con el cambio. El proyecto de transformación digital no es otro proyecto del departamento de IT, es un proyecto común de toda la empresa y tiene el máximo apoyo y compromiso de la dirección.

¿Necesitas una consultoría o asesoramiento?
Ponte en contacto con nosotros